Situado en el suroeste de AfricaNamibia es un país joven con más de 35.000 años de historia que ofrece a sus visitantes una maravillosa tierra de contrastes. Es uno de los paises más recomendables para realizar un safari.

Escalar las dunas más altas del mundo o descender al Cañón del Fish que es el más profundo del mundo , también se pueden recorrer los mágicos y variantes paisajes de las oníricas zonas desérticas del Kalahari, del Naukluft, del Namib. Podemos atravesar espacios vírgenes o totalmente salvajes como la región del Khaudum, rastrear en los vados secos de los ríos a los salvajes elefantes del desierto, perderse en el abrupto Kaokoland a la búsqueda de asentamientos himbas, disfrutar de las Epupa Falls, una de las caídas de agua menos conocidas, o seguir el cauce de los míticos ríos Okavango y Kwando en la franja del Caprivi.

Y por supuesto disfrutar de la vida salvaje en la más grande zona protegida del país: el Parque Nacional Etosha, además de disfrutar de excelentes experiencias de safari en las zonas abiertas comunales dónde las étnias, sin vallas de separación, conviven con los más grandes mamíferos y los más bellos depredadores, que se desplazan de forma natural siguiendo sus movimientos migratorios.

Lugares que no te debes perder

Desierto del Namib

El desierto del Namib es un importante desierto de África que se extiende a lo largo de la costa de Namibia, entre el río Orange, que marca la frontera con la República de Sudáfrica, al sur, y el río Kunene, que marca la frontera con Angola, al norte. Su nombre, Namib, significa en lengua nama «enorme».La parte del Namib que se extiende al norte del río Uniab se denomina desierto de Kaoko y se adentra en Angola; tiene un río siempre con agua, el Kunene, llueve más (hasta 100 mm en tormentas esporádicas de octubre a marzo) y la fauna y la flora son más abundantes. La parte del Namib que se extiende al sur de Lüderitz se denomina Karoo (Karoo suculento y Karoo nama) y se adentra notablemente en Sudáfrica; tiene un río siempre con agua, el Orange, en otro tiempo poblado de hipopótamos, y se caracteriza por ser la región del mundo más abundante en especies de plantas suculentas (más de 10.000).El Namib está considerado el desierto más viejo del mundo y se tiene constancia de que ya existía durante la Era Terciaria, hace 65 millones de años, época en que se extinguieron los dinosaurios. La Unesco declaró al Namib como Patrimonio de la Humanidad en 2013.

P.N.Etosha

Etosha es sin duda el principal parque de Namibia y el principal destino de safaris del país. Es un parque enorme (supera en tamaño al Kruger que ya es decir) con lo que las probabilidades de ver animales son limitadas si no se pernoctan varias noches. A pesar de su gran tamaño, este parque que geográficamente es espectacular de los más bonitos que he podido ver en toda África, no destaca precisamente por albergar grandes concentraciones ni de leones, ni de elefantes, ni rinocerontes. No hay búfalos y muy pocos cocodrilos, por lo que para los amantes de la fauna quizás les pueda decepcionar un poco. Sin embargo, Etosha es uno de los principales parques africanos que albergan mayor población de rinocerontes con una población que ronda los 750 ejemplares. Además la población de guepardos del parque es de las más elevadas del continente.

Swakopmund

Swakopmund es una ciudad de Namibia, situada en la costa atlántica, al oeste del país. Tiene una población de unos 35.000 habitantes. Destaca su arquitectura de estilo colonial alemán. Fue fundada en 1892 como puerto principal del África del Sudoeste Alemana.Es el primer balneario de Namibia y es uno de los mejores ejemplos conservados de la arquitectura colonial alemana en el mundo. Es uno de los pocos sitios fuera de los EE.UU. o Europa donde una minoría importante de la población habla alemán y tiene raíces alemanas. La ciudad está en el camino B2 y el Ferrocarril Trans-Namib de Windhoek a Walvis Bay. Cuenta también con un aeropuerto. Los edificios notables en la ciudad incluyen la prisión Altes Gefaengnis, diseñada por Heinrich Bause en 1909. El Woermannhaus, construido en 1906 con una torre prominente, es ahora un museo militar. Las atracciones en Swakopmund incluyen un museo de transporte, el Acuario Marítimo Nacional, una galería de cristal y dunas de arena espectaculares cerca de Langstrand al sur del río Swakop. La ciudad es reconocida para deportes extremos, cerca a ella se encuentra una granja de camellos y la locomotora de vapor Martin Luther de 1896 y abandonada en el desierto.