La India es, sin lugar a dudas, el viaje mítico al que ningún viajero puede renunciar. uno de esos destinos que pueden crear sorpresa y desconcierto.Se produce una impactante mezcla de culturas, religiones y formas de vida.Un subcontinente apasionante donde conviven las más ancestrales tradiciones con las últimas tecnologías, donde caben tantos viajes distintos como personas la vayan a recorrer.

Lugares que no te debes perder

Delhi

La capital india es la ciudad de las siete ciudades y el corazón del país. Delhi es una ciudad inabarcable en todos los sentidos. Se extiende descontroladamente sobre una enorme extensión de la planicie del río Jamuna. Con más de 20 millones de habitantes, y altos niveles de pobreza contaminación suponen un desafío para los sentidos del viajero más experimentado. Aquellos que sean capaces de ver más allá de la miseria, el caótico tráfico, la contaminación y las constantes peticiones y reclamos de los pedigüeños y estafadores encontrarán maravillas históricas, arquitectónicas y culinarias a cada paso.

Agra

La capital de la India de los Mongoles conserva sus tesoros y el Taj Mahal.Tesoro turístico de la poblada región de Uttar Pradesh (UP) y ciudad de más de un millón de habitantes, Agra descansa a orillas del río Yamura. Al igual que Delhi , es una ciudad milenaria. Fue capital durante siglo y medio de la India de los Mongoles, hasta 1650. Fue atacada, saqueada y derruida por sucesivas guerras. Lo que hoy queda de Agra es una ciudad descuidada pero con unos monumentos espectaculares, herencia de un pasado imperial.

Jaipur

Jaipur es el destino turístico principal del Rajastán y se la conoce como la Ciudad Rosa por las coloridas fachadas de sus calles. De esta ciudad india podemos esperar exhuberantes palacios e interesantes bazares en el Jaipur antiguo ricos en joyas, tejidos y piedras preciosas. Si nuestro viaje es en Marzo podremos observar el festival de los elefantes, celebre por su estética rajputa.

Varanasi

Varanasi o Benarés descansa sobre la media luna que forma la ribera del Ganges y es uno de los principales centros de peregrinación. Miles de personas realizan sus baños y sus oraciones cada día en este río sagrado. Es una de las ciudad tan antigua que sus crónicas se conservan desde el siglo V antes de Cristo. Su riqueza monumental fue arrasada por un sinfín de guerras pero conserva su atractivo como centro de culto.