Filipinas es sinónimo de arrozales color esmeralda, frenéticas megalópolis, coloridas yipnis , impetuosos volcanes, búfalos de agua peludos y un pueblo siempre sonriente y despreocupado. Para empezar, el viajero podrá nadar con tiburones ballena, escalar volcanes, explorar islas desiertas, alucinar con antiguos arrozales en terraza, bucear en enclaves extraordinarios o aventurarse en la selva al encuentro de tribus.

Filipinas es un país único en el sureste asiático, no solo geográfica sino también cultural y espiritualmente. Su peculiaridad más obvia es su arraigado catolicismo, resultado de 350 años de dominio español; por otro lado, los centros comerciales, las cadenas de comida rápida y el uso del inglés como idioma oficial demuestran la influencia de su sucesor, Estados Unidos. Quizá por la mezcla de estas influencias,el país presume de un carácter único. Los filipinos son acogedores y optimistas, y esa actitud, cautiva a los visitantes.

El país es, además, el paraíso de los playeros. Con más de 7000 islas, las hay para todos los gustos, desde solitarias extensiones de arena hasta prósperas megaislas como Luzón o Mindanao.

Lugares que no te debes perder

Manila

Manila , la capital, es una exhibición de contrastes, debido sobre todo a su rica mezcla de influencias de diversos países y a sus múltiples tradiciones de carácter local. Manila tiene una población superior al millón y medio de habitantes, convirtiéndose de esta manera en la segunda ciudad más poblada de Filipinas, siendo Ciudad Quezón la ciudad con más habitantes del país. Dentro de Metro Manila, cabe destacar Makati. Se trata del Distrito de Negocios de Manila, y como tal, ofrece una amplia oferta gastronómica y hotelera. Así mismo Pasay City, limítrofe con Makati City, es otra de las ciudades que conforman Metro Manila, y cabe destacar por su comodidad dado a su proximidad al Aeropuerto Internacional de la capital.

Boracay (Visayas)

Boracay es la isla más turística de Filipinas y una de las más visitadas del mundo. Sus principales atractivos naturales son las playas de fina arena blanca que la rodean, entre las que destaca la “White Beach”, una de las mejores del mundo.Tiene una temperatura media que ronda los 30ºC y la mejor época para visitarla es durante la estación seca, es decir, desde noviembre hasta mayo.

Bohol (Visayas)

La provincia de Bohol está compuesta por casi una centena de pequeñas islas rodeando a la isla principal llamada igualmente Bohol. A lo largo de toda la costa es fácil encontrar playas paradisíacas y resorts donde pasar unos días descansando y disfrutando de la naturaleza. El clima de Bohol es generalmente seco, y únicamente se concentran precipitaciones en la estación húmeda, de Junio a Octubre. La temperatura es muy agradable durante todo el año, siendo en el interior un poco más fresca que en las zonas costeras.

El Nido (Palawan)

Palawan es para muchos, el último paraíso en la Tierra. En El Nido se pueden encontrar algunas de las calas y playas de arena blanca más vírgenes del sudeste asiático, con unas aguas cristalinas y de un color turquesa casi irreal. Es el destino idóneo para los amantes del buceo, y para todas aquellas personas que estén interesadas en iniciarse en este apasionado deporte. Podrás disfrutar del buceo en un entorno inigualable, observar especies autóctonas de la zona y corales únicos.

Puerto Princesa (Palawan)

Está bañada por el oeste por las aguas del Mar de China y por el este por el mar de Sulu.La humedad junto con las altas temperaturas que se pueden disfrutar en Puerto Princesa a lo largo de todo el año han permitido el desarrollo y crecimiento de una gran variedad de flores y de plantas en la región, siendo la vida salvaje, la flora y la fauna uno de los atractivos turísticos más importantes de la isla.