Armenia es un pequeño Estado enclavado en el caúcaso sur sin salida al mar y se considera como parte de Europa. Limita al norte con Georgia, al oeste con Turquía, al sur con Irán y al este y suroeste con Azerbaiyán. Este país, con una compleja historia, cuenta con gran cantidad de bellezas naturales (lagos, montañas que culminan a más de 4.000 m y valles frondosos que encierran muchos monumentos). El potencial turístico cultural y ecoturístico de Armenia es muy prometedor. Una tradición muy antigua consiste en recibir al visitante con pan y sal. Armenia posee un folclore extremadamente rico y tiene tantos bailes diferentes como regiones. Puede que te cruces con los achughs, el equivalente de los bardos, ministriles y otros trovadores de la Edad Media, narradores populares que van de pueblo en pueblo transmitiendo los conocimientos heredados de los antepasados, con o sin acompañamiento musical.

Lugares que no ter debes perder

Yereván

Es una ciudad muy antigua, situada cerca del famoso monte Ararat, cuya cima recubierta de eternas nieves ofrece un panorama absolutamente prodigioso. Hoy conserva principalmente un estilo arquitectónico espartano, heredado de la época soviética de los años 1930, por lo que hay que entrar en los museos y monumentos para apreciar su valor cultural. No dejes de visitar el Museo de Arte Moderno que describe el arte armenio de la segunda mitad del siglo XX. La biblioteca Matenadaran conserva 17.000 manuscritos, algunos de los cuales tienen más de mil años. Cuentan la vida del país en la época en que aún se llamaba Estado de Urartu. Algo alejado de la ciudad encontramos el Memorial del genocidio de 1915 que conmemora la masacre de un millón y medio de armenios llevada a cabo por los otomanos. Por último el Museo Nacional de Historia te introduce de lleno en el corazón de la civilización armenia con sus colecciones arqueológicas y etnológicas.

Lago Sevan

El lago Sevan está situado a 2.000 m de altitud. Rodeado por montañas, extiende sus majestuosas y austeras aguas a lo largo de 60 km. Es una de las grandes curiosidades turísticas del país.